jueves, 24 de marzo de 2011

Greenfingers Blog


Hello.
This is our vegetable garden blog 2010-2011.
This is the third school year, we plant and grow vegetables in our school. It is time we let you know the different activities we do. 
The small garden (at the school main entrance)

Here we are in the small garden, preparing the planting beds and planting bulbs: anemones, crocus, tulips…
We show you some interesting animals that live in the soil in the garden, for example this earthworm…






The big garden (at the back of the school building)

October
In order to prepare the soil we needed to add some sand in the big orchard.  .Here we are working on it!! We had a big sandpit to mix in the planting beds
(4 m3).

On the 4th planting bed we had plenty of jerusalem artichokes, they were two meters high!
In the picture, you can see the beautiful yellow flowers
November
Then in November, when the plants got brown, we collected the tubers and the harvest was finished.
We made the delivery in the year 5, 4 and 3 classes.
Later on, in February we are going to start planting new little plants: lettuces, garlics…..
This is now our garden. Soon, we are going to plant some rosemary, lavender and thyme too.

Happy Next Spring!

miércoles, 2 de marzo de 2011

BENEFICIOS DEL CÁLCULO MENTAL Y EL AJEDREZ


¿QUÉ APORTA EL CÁLCULO MENTAL A LOS CHICOS Y A LAS CHICAS?
Vivimos en una sociedad en la que abundan: los porcentajes, los descuentos, las estadísticas… Por consiguiente, cada día nos encontramos ante situaciones en las que necesitamos hacer cálculos, en ocasiones de manera rápida. Por ejemplo, para comprobar si nos han dado bien las vueltas de la compra, para ver si han aplicado el descuento anunciado en las rebajas, o para saber el coste de una serie de productos.
Estos cálculos resultan fáciles si se dispone de una calculadora, o si se tiene papel y un bolígrafo y se domina el cálculo escrito. Sin embargo, si no se dispone de ninguno de ellos, irá muy bien utilizar el cálculo mental. Además, para lograr más autosuficiencia y menos dependencia de algunos aparatos e instrumentos, conviene propiciar en los chicos una conducta más activa ante los actos cotidianos que requieran de algún tipo de cálculo.
En la escuela, en general, se tiende a hacer hincapié en el cálculo escrito y se practica menos el cálculo mental. Quizá por ello, se observa que existe una tendencia  a hacer cálculo mental como si se estuviera haciendo cálculo escrito.
El dominio del cálculo mental es una de las competencias básicas que se establece para los chicos y chicas de primaria y secundaria. Lo fundamental está en que conozcan distintas formas de operar con los números y que, para cada cálculo mental, apliquen la que resulte más adecuada. Todas estas actividades ayudan para que los chicos alcancen mayores niveles de atención y de concentración; y aumente su  memoria, agilidad mental y su imaginación matemática.
Se puede hacer cálculo mental para resolver problemas sencillos conociendo una serie de técnicas. Las hay muy simples, por ejemplo, saber que para dividir por cinco se divide por diez y se multiplica por dos; o cuando en una suma de dos números, si uno de ellos está próximo a una decena, se completa hasta llegar a la misma y se le restan esos números al otro sumando.
Desde hace mucho tiempo se conoce que aquellos países que inician muy pronto a los niños y niñas en el cálculo mental, como China o Japón, suelen destacar por su alta capacitación para las matemáticas.
Los padres y las madres pueden colaborar en que los niños aprecien y dominen el cálculo mental, convirtiéndolo en una especie de juego y practicándolo unos minutos al día.

Pepe López Sánchez, profesor del CP José A. Labordeta y miembro del MRP Aula Libre. jlopezsanc@educa.aragon.es

¿QUÉ BENEFICIOS TIENE PARA LOS NIÑOS Y LAS NIÑAS JUGAR AL AJEDREZ?
Jugar al ajedrez resulta una actividad muy interesante para los niños y las niñas pues, además de servirles de entretenimiento y de diversión, posibilita que desarrollen una serie de habilidades y de capacidades. 
 En algunos países le dan mucha importancia al ajedrez, ya que figura en los programas educativos como asignatura optativa y, en otros, tienen diseñados proyectos específicos para su promoción entre los escolares. Los expertos recomiendan que los niños se inicien en el ajedrez a partir de los cuatro años.
Entre los beneficios que adquieren quienes lo practican está el desarrollo de la memoria, ya que les resulta muy útil retener jugadas de partidas anteriores. Asimismo fomenta el aumento de la atención y de la concentración, pues un pequeño descuido puede significar la pérdida de la partida.
Además sirve para que los niños caigan en cuenta que, como ocurre con cualquier actividad, en el ajedrez se requiere planificar y valorar las diferentes opciones y elegir la que se considere mejor. Se precisa tener una visión de conjunto de la partida en cada momento y una perspectiva de futuro, ya que se darán resultados distintos si mueven una u otra pieza. Por tanto, otra de las virtudes que aporta la práctica del ajedrez es que ayuda a la adaptación a nuevas situaciones, pues el tablero va presentando una configuración de cambio permanente.
Por consiguiente, los jugadores necesitan utilizar la imaginación y pensar de manera organizada cada uno de los movimientos que hagan, pues sus decisiones, al igual que en la vida real, tienen unas consecuencias de las que necesitan responsabilizarse. A diferencia de los deportes de equipo, que cuando se pierde se tiende a echar la culpa al árbitro o a las malas artes del equipo contrario, en el ajedrez no caben esas escusas dado que se juega solo.
  En el ajedrez hace falta tiempo para estudiar las jugadas más oportunas, por lo que se fomenta la paciencia y la constancia, y no caben ni la precipitación ni el abandono.
Como el ajedrez implica aceptar unas normas y, también, los propios límites, va bien practicarlo tomándolo como un pretexto para superarse y crecer intelectual y emocionalmente. Por tanto, no procede dejarse llevar por la frustración o el enfado cuando se haya perdido una torre, un alfil o la partida. 


Pepe López Sánchez, profesor del CP José A. Labordeta y miembro del MRP Aula Libre. jlopezsanc@educa.aragon.es